¿Qué es el confort térmico

Una de las teclas que más golpeamos por aquí es con respecto al confort térmico y su importancia en cualquier proyecto. La mayoría de las veces, muchas empresas no consiguen partir de cero y construir el lugar donde va a instalar su negocio, pero incluso en estas situaciones, es posible revertir la situación y transformar su ambiente de trabajo en un lugar más sostenible y eficiente.

De acuerdo con American Society of Heating, Refrigeration and Air Conditioning Engineers, “El confort térmico es el estado de la mente que expresa satisfacción del hombre con el ambiente térmico que lo circunda”, Es decir, el término tiene mucho que ver con las personas y de qué forma ese ambiente le permite sentirse cómodo en pasar cuántas horas sea en él. Esos son factores que varían de individuo a individuo, pero no por ser algo variable puede ser ignorado por las empresas.

Confort termico x Neutralidad Térmica

Por más que parezcan lo mismo, el confort térmico es diferente de la neutralidad térmica. ¿Por qué? En términos generales, la neutralidad térmica se configura como un estado físico en el cual todo el calor generado por el organismo a través del metabolismo se cambia en la misma proporción con el ambiente circundante. Aquí no hay ni acumulación ni pérdida excesiva del mismo, siendo posible mantener la temperatura corporal constante.

Aunque es una condición necesaria, no es suficiente para afirmar que una persona esté en confort térmico. Frío y calor, seco o sofocado son cuestiones que varían de persona a persona y eso no significa que los cambios entre el calor generado por la persona y el ambiente evitan que, en algún momento, no esté insatisfecho térmicamente.

Según los investigadores, la insatisfacción con el ambiente térmico puede ser causada por algunos factores. “Puede ser causada por la sensación de frío o calor cuando el balance térmico no es estable, es decir, cuando hay diferencias entre el calor producido por el cuerpo y el calor perdido para el ambiente”, explican.

¿Por qué es importante el confort térmico

Evaluar el nivel de confort térmico que una obra pretende tener es importante tanto en la cuestión de costos como en la calidad de trabajo que los colaboradores van a tener durante el horario. Siendo así, se puede dividir su importancia en tres puntos:

  1. La satisfacción de los colaboradores permitiendo que se sientan cómodamente cómodos;
  2. La performance humana mejora: las actividades intelectuales, manuales y perceptivas generalmente presentan un mejor rendimiento cuando se realizan en confort térmico;
  3. La conservación de la energía: al conocer las condiciones y los parámetros relativos al confort térmico de los ocupantes del ambiente, se evitan desperdicios con calefacción y refrigeración, a menudo innecesarios.

Para hacer esta evaluación de forma precisa, es importante contar con empresas especializadas. Engepoli trabaja con proyectos orientados a la sostenibilidad de su negocio, proponiendo mejoras y soluciones para mantener su empresa con el confort térmico ideal para las actividades desarrolladas allí. Entre en contacto
Para saber más y dejar su duda en los comentarios.

Share on facebook
Facebook
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp