Contaminación Luminosa

Por definição, contaminación luminosaes toda iluminación que es emitida de manera excesiva o inapropiada para su destino, causando impacto en el medio ambiente, la salud y la economía. Este problema generalmente es el fruto de una planificación de iluminación inadecuada para un entorno determinado.

Además de impedir una visibilidad nítida del cielo nocturno, la mala iluminación puede convertirse en un caso de seguridad pública, pues crea puntos de baja visibilidad, favoreciendo la criminalidad y accidentes.

Segundo o Laboratorio Nacional de Astrofísica, Actualmente existen tres tipos de contaminación luminosa:

  1. SKYGLOW: Casos de luces dirigidas hacia arriba que son acentuados por los gases contaminantes concentrados en la atmósfera y dejan el cielo con un tono anaranjado (si las lámparas son a base de vapor de sodio) o blanquecinas (cuando las lámparas son la base de mercurio).
  2. GLARE: Luz emitida de manera excesiva causando agresión y ceguera momentánea. Un buen ejemplo de este caso es la ligera ceguera causada por los faros altos de un automóvil.
  3. TREPASS:Cuando la luz está mal posicionada, para invadir otros espacios. Ejemplo: Una habitación que no se oscurece por la luz de un poste fuera de la residencia.

 

poluicao-luminosa-exemplo-vs-iluminacao-natural
Ejemplo de contaminación luminosa tipo skyglow (fonte da imagem aqui).

 

Y no es sólo durante la noche que la contaminación luminosa ocurre. Los casos de uso excesivo de luz artificial y mal aprovechamiento de la iluminación natural son extremadamente comunes y también nocivos para la salud humana. Uno estudo realizado por el Departamento de Neurología de la Universidad Thomas Jefferson en Filadelfia, USA, apunta la conexión del cáncer de mama a la exposición a la iluminación artificial excesiva.

Además de ser nociva para los seres humanos, este tipo de contaminación todavía perjudica a los ciclos migratorios, alimentarios y reproductivos de diversos animales, pues causa desorientación. Los hijos de las tortugas marinas, por ejemplo, se dirigen hacia el océano poco después de su nacimiento gracias a ligeros estímulos luminosos causados por la luz de la luna y de las estrellas reflejando en el agua. Con el exceso de iluminación en los alrededores de la playa los cachorros quedan desorientados y acaban por alcanzar el océano, muchas veces.

 

Problema complicado, solución simple.

 

El país pionero en lanzar una legislación para parametrizar la iluminación fue la República Checa, en 2003, seguido de países como Estados Unidos, Francia, Chile y España. En el Brasil el debate aún no ha ganado mucha fuerza, pero el primer paso ya se ha dado: en 1995, el Ibama aprobó una ordenanza que regula la iluminación en las playas, buscando proteger a los cachorros de tortugas marinas.

La reducción de la contaminación luminosa es muy simple: planificación. El uso de iluminación natural durante el día y lámparas adecuadas durante la noche ya reducen buena parte de los problemas. Según la LNA (Laboratorio Nacional de Astrofísica), la iluminación correcta es aquella en la que la luz incide única y exclusivamente en el área que necesita ser iluminada, durante el tiempo en que la iluminación es realmente necesaria y utilizando lámparas que ofrezcan la definición de color adecuado para la aplicación específica. “, como demuestra la siguiente ilustración:

 

iluminacao-artificial-certo-e-errado

Ejemplos de formatos adecuados de lámparas que ayudan a evitar la contaminación contaminante(fonte da imagem aqui).

 

 

Share on facebook
Facebook
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp