Entienda lo que es BAD BUBBLE

Pasamos el 90% de nuestro tiempo en el interior, sin suficiente luz del día o aire fresco. Ya no pensamos en ello, pero la ciencia ha demostrado que puede ser perjudicial para nuestra salud y bienestar.

Los disturbios generados por Bad Bubble

  • En el interior, conseguimos apartarnos de las incertidumbres e incomodidades del mundo natural, pero en muchos aspectos esto resultó ser una victoria fallida. Hoy en día, 84 millones de europeos viven en edificios tan húmedos y mohosos que son una amenaza potencial para el bienestar físico y mental. Este aire interior puede causar toda una serie de enfermedades, desde dolores de cabeza y de ojos hasta alergias y asma. Las personas son 40% más propensas a tener asma cuando viven en un ambiente húmedo.

  • La falta de luz solar directa también causa problemas de salud como la deficiencia de vitamina D, que puede contribuir a la sensación de cansancio, fatiga y mal humor. Los expertos también estiman que hasta el 30% de la población mundial sufre de diferentes niveles de SAD (Desorden Afectivo Estacional o Depresión de Invierno). La causa exacta del SAD no se comprende del todo, pero a menudo se asocia a una menor exposición a la luz solar.

  • El aire interior está contaminado por una lista aparentemente interminable de fuentes. Es todo, desde el exceso de CO2 hasta la humedad, desde la generación de gases contaminantes hasta los materiales de calefacción.

  • Si no se toman medidas, estos problemas sólo empeorarán. Por eso es tan importante para todos nosotros repensar la forma en que vivimos en el interior. Desde la gente común hasta los diseñadores y arquitectos, desde la industria hasta las grandes empresas de venta al por menor, todos tenemos la responsabilidad de hacer todo lo posible para asegurar que nuestras obras tengan un ambiente saludable. Tenemos que empezar a construir de forma diferente, para vivir de forma diferente.

  • Algunas soluciones son simples, otras más elaboradas y otras requieren cambios fundamentales en la sociedad. Pero eso se puede hacer, actuando ahora, juntos.